Piscinas Naturales, ecosistemas para el disfrute

  Ya empieza el calor para algunos de nuestros lectores y con éste, las ganas de un buen baño refrescante. Algunos tendréis la suerte de estar cerca de algún paraje natural con un lago o río que os facilite daros ese deseado chapuzón. Otros dispondréis de piscinas, aunque estás suponen un gasto en cambio del agua, productos químicos y mucho mantenimiento. Por ello, para los que estéis buscando una opción más sostenible os presentamos las piscinas naturales. Las piscinas naturales son una reproducción a pequeña escala de las condiciones naturales de depuración de los lagos, por ello no requieren el cambio de aguas ni la utilización de compuestos químicos de las piscinas tradicionales. Eso sí, requieren un mínimo mantenimiento como recortar plantas o retirar las hojas que puedan caer y unos costos mínimos de electricidad (para una bomba). Para su construcción se puede aprovechar una piscina estándar y convertirla en natural o hacerla desde cero. Para su depuración utilizan un ecosistema de plantas para limpiar y filtrar el agua de la piscina. Para ello, se dividen en la zona específica para el baño y la zona húmeda con vegetación que actúa de filtro biológico. Ambas zonas están conectadas de manera que el agua pueda circular entre ellas. Al regularse este sistema conseguimos un agua saludable y cristalina. Además, como apunta nuestro estimado John Robb, ”debido a que la piscina está diseñada para hacer circular el agua, la amenaza de los mosquitos se reduce al mínimo. Por otro lado, la vida silvestre (ranas, libélulas) se sentirá atraída por la parte con vegetación de la piscina. No nadará en la parte profunda y prestará un servicio de control de plagas.” Este sistema vivo en sintonía con la naturaleza, proporciona un baño comparable al de un lago natural de aguas cristalinas evitando los químicos de las piscinas tradicionales. Además, en lugar de ser un elemento inerte que genera gastos, se convierte en una contribución al entorno natural que funciona por si solo. Si os decidís a haceros una piscina natural o ya tenéis una, os animamos a que nos contéis vuestra experiencia. Nosotros seguiremos investigando e informándoos sobre ellas y si tenéis alguna duda estaremos encantados en resolverla. Fuentes: Resilient Communities Imágenes: Gartenart